Suben a 7 los universitarios muertos en la UPEA

Un grupo de estudiante cayó desde el quinto piso de la casa de estudio superior de El Alto. La Policía inició la investigación.

La cifra de universitarios fallecidos en el accidente en la Universidad Pública de El Alto (UPEA) subió a siete, confirmó la tarde de este martes el comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera.

Las víctimas fueron identificadas como Raúl Cadena Choque, Jemio Estunder Mamani, Saúl Yerko Mamani, Tania Choque, Eloida Suazo y Anahí Chipana. Aguilera habló de un séptimo muerto.

Mientras los heridos son Limber Lucana Arcaya (19 años), Iván Paredes Chambi (20), Carla Quispe Valdez (20) y Marisol Verástegui (27).

La tragedia se registró en horas de la mañana, cuando un grupo de estudiantes cayó desde un quinto piso de la casa de estudios en medio de forcejeos que hicieron que ceda la baranda de seguridad.

Inicialmente perdieron la vida tres estudiantes en el mismo lugar del hecho y posteriormente los otros por la gravedad de sus heridas cuando eran socorridos o al llegar al hospital.

La Policía inició con las investigaciones del caso. Según Aguilera había una convocatoria para que se realice una asamblea estudiantil con el fin de renovar el centro de estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas y Financieras, lo cual generó la aglomeración de personas, de las que 11 cayeron desde una altura aproximada de 16,7 metros. 

“Hemos pretendido recibir las versiones de todos estos estudiantes y lamentablemente, una vez que se produjeron los hechos, ninguno se quedó a bridar la información. Desde nuestra perspectiva, se han producido flagrantes alteraciones a las normas que rigen en tiempos de pandemia”, adelantó Aguilera.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto decidió convocar a los tres vigilantes responsables de la seguridad en el interior de la casa de estudio superior.

Entretanto, autoridades de la UPEA anunciaron que se harán cargo de todos los gastos funerarios y también del proceso de curación de los heridos.

Fuente: La Razón