La junta directiva del Barça, con Bartomeu al frente, presenta su dimisión

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, (Servicio Ilustrado (Automático) / EP)

La junta directiva del FC Barcelona liderada por el presidente Josep Maria Bartomeu ha presentado su dimisión este martes. Casi siete años después de que Rosell renunciara al cargo y Bartomeu asumiera la presidencia, el ya expresidente dijo basta. La presión del voto de censura pudo con la junta, que se despide en bloque del Camp Nou.

Así lo plasmó en su última comparecencia Josep Maria Bartomeu: “Buenas noches. Comparezco para comunicar mi dimisión y la del resto de la junta directiva. Es una decisión meditada por todos. Esta mañana he recibido la respuesta de la Generalitat y su respuesta es clara: El Govern de la Generalitat reitera que no hay impedimentos jurídicos para celebrar el voto de censura. Esto quiere decir que exigen que la votación sea descentralizada. No hacen ninguna mención a nuestra propuesta de tener 15 días de margen para poder garantizar las medidas de seguridad necesarias”, relató el presidente en un discurso de más de media hora donde quiso recalcar el legado de la junta al club.

Algunas decisiones a parte de incomprensibles, me parecen irresponsables. Es un calificativo fuerte, pero es lo que pienso”

JOSEP MARIA BARTOMEU Expresidente del FC Barcelona

Antes, cargó duramente contra la Generalitat y su decisión irrevocable de no hallar impedimentos jurídicos ni sanitarios para celebrar la votación. Un escenario inalcanzable para el Barça que, en boca de Bartomeu, alegó no tener tiempo ni medios para organizarlo. “Algunas decisiones a parte de incomprensibles, me parecen irresponsables. Es un calificativo fuerte, pero es lo que pienso. En un momento en el que la Generalitat está tomando decisiones e insinuando el confinamiento del fin de semana ante el riesgo de colapsar el sistema sanitario. Vemos versiones contradictorias. Nos han negado lo que ellos han estado reclamando al gobierno central: potestad para poder gestionar este voto con responsabilidad sin saltarnos los estatutos. En este momento no encuentro otro calificativo que irresponsable”, apuntó Bartomeu.

El porqué no dimitieron antes

¿Quién hubiera fichado a un técnico o fichar a jugadores o asegurar la continuidad de Messi o adecuar los salarios? Como junta teníamos la obligación de hacerlo”

JOSEP MARIA BARTOMEU Expresidente del FC Barcelona

Ante esta tesitura, Bartomeu asintió que “no queríamos poner en riesgo la salud. Sabemos que dejamos el club en manos de una gestora, que en estos momentos de pandemia, no sabemos si podrá convocar elecciones de forma inmediata. La voluntad de la junta no ha sido nunca la de perpetuarse en el club. Tras la eliminación de Champions lo fácil era dimitir, pero teníamos que garantizar el futuro del club en medio de una crisis mundial sin precedentes. No podíamos dejar el club en manos de una gestora. ¿Quién hubiera fichado a un técnico o fichar a jugadores o asegurar la continuidad de Messi o adecuar los salarios? Como junta teníamos la obligación de hacerlo”.

Casi siete años después

La presión del voto de censura pudo con la junta

La dimisión se produce 24 horas después que el presidente Josep Maria Bartomeu y su directiva comparecieran ante los medios ganando un día más a la espera del veredicto final de la Generalitat. A pesar de la voluntad de varios directivos de presentar la dimisión el lunes, la decisión final fue la de permanecer en el cargo y esperar la respuesta del Procicat, que declinó todo escenario que no fuera celebrar el referéndum en múltiples sedes.

Si el presidente no ponía las urnas el 1 y 2 de noviembre, la actual junta incumplía los estatutos y se enfrentaba a las demandas de socios como la de Jordi Farré, impulsor del voto de censura que aseguró que presentaría una querella.

En medio de esta incertidumbre, la discusión entre la conveniencia de dimitir o no estuvo muy presente en la reunión de las dos últimas juntas. Pocos veían viable convocar a más de 100.000 socios con tan poco margen de organización en varias sedes. Así lo relató el presidente. “Desde que se validaron las firmas el 9 de octubre pusimos en marcha los mecanismos para la votación. Teniendo en cuenta la situación actual, propusimos que se pudiera votar en dos días, uno festivo y uno laborable, y que se pudiera votar en 21 sedes, 13 en Catalunya y 8 en el resto del Estado”.

El expresidente del FC Barcelona llegando a las oficinas del club antes de dimitir

El expresidente del FC Barcelona llegando a las oficinas del club antes de dimitir (Àlex Garcia)

La directiva tampoco considera idóneo, dadas las circunstancias, pedir a los socios que vayan a votar con el número de contagios en aumento. El 60 por ciento del censo de 110.132 socios, recuerdan, tiene más de 60 años, tratándose de población de riesgo. Un 93 por ciento vive en Catalunya y un cuatro, fuera de España, por lo que un porcentaje de votantes también se quedarán sin derecho a voto si se celebraba únicamente en el Camp Nou.

Según los estatutos, el cese de la junta se produce si se dan alguno de estos tres condicionantes: que las vacantes sean más del 50% del número de miembros de la junta, incluyendo al presidente; que las vacantes sean más del 75% del nombre de miembros de la junta, aunque no afecte al presidente, o siempre que la junta directiva sea constituida por menos de cinco personas. En esta ocasión, la junta decidió dimitir en bloque.

Anticipo

Bartomeu ya compareció este lunes en un discurso que sonaba a despedida

En el discurso de este lunes, que sonaba a despedida,el presidente también dio cuenta de las negociaciones con jugadores y empleados para tratar “la adecuación transitoria de los salarios” como medida que busca minimizar el efecto Covid-19 en la economía.

Hablando de jugadores, sobre Leo Messi y la crisis veraniega Bartomeu recalcó que no facilitó la salida del argentino “porque tenía un contrato en vigor cuya cláusula para rescindirlo había caducado” y tampoco quiso “que nadie me acusara de forzar un traspaso para salvar los números”. A pesar de todos los frentes abiertos, Bartomeu pronosticó que el equipo liderado por Koeman” ganará algún título” y reiteró que no gestiona el club con miedo tras el veredicto de 20.000 socios reclamando las urnas porque no ve motivos para dimitir.

40º presidente del FC Barcelona

La trayectoria de Bartomeu

Sus primeros pasos en el club fueron en 2003, junto con Sandro Rosell. Ambos formaron parte de la candidatura de Joan Laporta, que ganó las elecciones a la presidencia. Entre julio de 2010 y enero de 2014, fue el vicepresidente deportivo en la junta directiva de Rosell, tras ganar las elecciones con el 61,35% de votos.8​

Rosell renunció a la presidencia el 23 de enero de 2014, debido la admisión a trámite del juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, por la querella del denominado caso Neymar.

De acuerdo al artículo 33 de los estatutos del club, Bartomeu se convirtió en el 40º presidente del Fútbol Club Barcelona.El 7 de enero de 2015, con mandato vigente hasta el siguiente año, anunció la convocatoria de elecciones cuando la temporada terminara. Bartomeu obtendría el 25 823 votos, el 54,63%, y alcanzó la presidencia como indicaban las encuestas, tras superar a Laporta.

Discurso de despedida

Puedo anunciar que ayer aprobamos los requerimientos para formar parte de una Superliga Europea”

JOSEP MARIA BARTOMEU Expresidente del FC Barcelona

En su discurso de despedida, Bartomeu destacó que “Los barcelonistas nos podemos sentir unos privilegiados. Se han ido renovando los ciclos y hemos seguido ganando títulos: 34. Además La Masia se ha consolidado como un referente humano y formativo, como también es un orgullo tener Academias del Barça por todo el mundo. Nuestra vocación polideportiva está más viva que nunca. Desde el 2010 hemos celebrado un total de 149 títulos en todos los deportes profesionales”.

Antes de marcharse, Bartomeu lanzó un último acuerdo que permanecerá en su legado. “Puedo anunciar que ayer aprobamos los requerimientos para formar parte de una Superliga Europea. La decisión de jugar la competición deberá ser ratificada por la próxima Asamblea. Podemos decir con orgullo que somos el mejor club del mundo en valor. Lo hemos conseguido por delante de grandes magnates y estados, manteniendo el club en manos de los socios. La Superliga Europea de clubs garantizará que el club siga siendo de los socios. Nuestra singularidad hace que no tengamos que repartir dividendos y los beneficios se hayan destinado a inversiones deportivas y patrimoniales. El club tiene una solidez indiscutible”, sentenció antes de despedirse con una sonrisa. Aliviado. Feliz. Abrazándose con el resto de directivos presentes en la rueda de prensa. Se terminó la era del 40º presidente del FC Barcelona.

Fuente: LA VANGUARDIA